miércoles, 8 de marzo de 2017

Oración a Stella Maris



Salve, del mar Estrella, Madre
venerable de Dios y siempre
Virgen, feliz puerta del Cielo.
Recibiste aquel "Ave" de boca 
de Gabriel, cambiando el 
nombre de Eva.

Afiánzanos en la paz, suelta 
las cadenas de los cautivos,
da luz a los ciegos, libranos 
de nuestros males, alcánzanos
todos los bienes. Muestra que
eres nuestra Madre: que reciba 
de Ti nuestras intenciones, el 
que por nosotros nació y quiso 
ser Hijo tuyo.

Virgen singular, entre todas
humilde. Haz que, limpios de 
culpa, seamos humildes e íntegros.

Danos una vida pura, prepáranos
un camino seguro para que, viendo
a Jesús, siempre nos alegremos.
Amén.



La Iglesia invoca desde hace muchos siglos a la Virgen María con el título de Stella Maris, expresión latina que hace referencia a esta estrella del mar que guía a puerto seguro. También Ella nos conduce a Dios, nuestro destino de salvación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu opinión nos ayuda a conocernos, también a conocerte, y en el mutuo conocimiento nace la comprensión, la confianza, las diferencias, los defectos, las virtudes...etc.

Y todo eso se puede unir por el amor. Amar es permanecer unidos en Aquel que nos une: Jesús de Nazaret.