ÚLTIMAS ENTRADAS

ÚLTIMAS ENTRADAS

miércoles, 28 de mayo de 2014

AUDIENCIA GENERAL DEL PAPA FRANCISCO



La peregrinación a Tierra Santa

Queridos hermanos y hermanas:
 Como saben, fui como peregrino a Tierra Santa. Doy gracias a Dios y a cuantos lo han hecho posible. Esta peregrinación tenía tres propósitos: El primero, conmemorar el encuentro del Papa Pablo VI y del Patriarca Atenágoras, hace 50 años, un gesto profético en el arduo pero esperanzador camino hacia la unidad de los cristianos. Con tal motivo, junto al actual Patriarca de Constantinopla, Su Santidad Bartolomé, hemos rezado pidiendo al Buen Pastor la fuerza necesaria para proseguir con tesón hacia la plena comunión. Leer más...

domingo, 25 de mayo de 2014

NO NOS QUEDAMOS SOLOS

(Jn 14,15-21)


Jesús vive y está con y entre nosotros. Esa es la primera experiencia que experimenta el creyente: El Espíritu de la Verdad está con nosotros y nos acompaña para siempre. Jesús ha vuelto al Padre, pero nos ha dejado la promesa de que volverá. Pero no nos ha dejado solos sino que el Paráclito, El Espíritu Santo, enviado por el Padre en nombre de Jesús nos guiará hasta su regreso.

Jesús no nos deja huérfanos sino que nos deja en Manos de su Espíritu y en Él nos unimos para cumplir sus mandamientos en el amor. El Espíritu unifica a la Iglesia en Cristo, y a los creyentes los hace hombres de comunión. El mundo no le conoce y se cierra a su acción y se disgrega y enfrenta. No hay comunión cuando el Espíritu de Jesús no vive en el hombre.

Así nos parece utópico ponernos de acuerdo, ser fraternales y vivir en paz. Así nos parece utópico que se erradique el hambre del mundo, la guerra y las muertes de los más pobres e indefensos. Si el hombre no abre su corazón al Espíritu de Jesús no puede amarle ni conocerle y no encontrará la paz ni el verdadero amor donde se esconde el eterno gozo y la plena alegría.

Abrir nuestro corazón a la acción del Espíritu Santo es abrirnos al estilo de vida de Jesús y guardar sus mandamientos. ¡Ven Espíritu Santo y llénanos de Ti!.

jueves, 22 de mayo de 2014

HOMILÍA PAPA FRANCISCO



En la homilía el Pontífice pronunció las palabras sugeridas por el «rito de ordenación de los presbíteros» evidenciando algunos pasajes.

Queridos hermanos, estos hijos y hermanos nuestros han sido llamados al orden del presbiterado. Como vosotros bien sabéis, el Señor Jesús es el único sumo sacerdote del Nuevo Testamento, pero en Él también todo el pueblo santo de Dios ha sido constituido pueblo sacerdotal. Sin embargo, entre todos sus discípulos, el Señor Jesús quiso escoger a algunos en particular, para que, ejercitando públicamente en la Iglesia y en su nombre el oficio sacerdotal a favor de todos los hombres, continúen su misión personal de maestro, sacerdote y pastor. Leer más

domingo, 18 de mayo de 2014

DE DOMINGO A DOMINGO

(Jn 14,1-12)


Y es que lo decimos de una manera que da la sensación que no sabemos lo que decimos o no valoramos esa promesa del Señor: En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «No se turbe vuestro corazón. Creéis en Dios: creed también en mí. En la casa de mi Padre hay muchas mansiones; si no, os lo habría dicho; porque voy a prepararos un lugar. Y cuando haya ido y os haya preparado un lugar, volveré y os tomaré conmigo, para que donde esté yo estéis también vosotros. Y adonde yo voy sabéis el camino».

Si tuviéramos la oportunidad de reservar una vacaciones en la Luna lo pregonaríamos por todo el mundo: ¡Tengo un viaje reservado a la Luna! Sin embargo, tenemos, ¡y esto sí que es verdad!, una plaza reservada y una mansión para la eternidad en el paraíso jamás soñado e inimaginable y casi pasa desapercibido. No parece incidir en nuestra vida ni ilusionarnos hasta el punto de que se nos note. 

Y es que la reserva no nos la ha hecho cualquier agencia, que le puede fallar o nos puede engañar, sino que la ha hecho el mismo Jesús, el Resucitado de entre los muertos, en quien todo se ha cumplido y quien tiene Palabra de Vida Eterna. Sí, hermanos, tenemos un lugar para cada uno de nosotros en la Casa del Padre, en dónde Jesús nos espera y de donde vendrá a buscarnos para instalarnos allí.

Quizás no estamos concebido porque tal dicha y gracia no cabe en nuestra cabeza. Te pedimos Señor que nos des la sabiduría y la Gracia de tomar conciencia de tu promesa y de apuntarnos sin condiciones a ese maravilloso viaje que nos ofrece.

miércoles, 14 de mayo de 2014

AUDIENCIA GENERAL DEL PAPA FRANCISCO



Queridos hermanos:
En nuestra vida frecuentemente experimentamos la fragilidad, los límites y clausuras. Con el don de fortaleza, el Espíritu Santo nos ayuda a superar la debilidad, para que seamos capaces de responder al amor del Señor. Hay momentos en que este don del Espíritu Santo se manifiesta de modo extraordinario, como ocurre en el caso de tantos hermanos nuestros que no han dudado en entregar su vida por fidelidad al Señor y al Evangelio. Leer más...

domingo, 11 de mayo de 2014

EL PASTOR Y LA PUERTA

(Jn 10,1-10)


Un pastor es figura de quien cuida un rebaño. Y no sólo lo cuida sino que lo defiende, lo conoce y le da todo lo necesario para que viva. El Pastor es la vida y la salvación de todas sus ovejas y todas se sienten seguras en él. Conocen su voz y le siguen sin miedo a perderse.

Jesús es el Buen Pastor y en Él nada me falta. Tengo todo lo necesario, conozco su voy y sigo sus pasos. Sin embargo, a pesar de todo eso hay momentos que me pierdo y me alejo de su voz. Quiero ser pastor de mí mismo y no seguirle. Me seducen las luces del mundo y me alejo del redil.

Pero, a pesar de todo, Él sigue llamándome e invitándome a que le siga y forme parte de su rebaño. Su puerta siempre está abierta y segura de las acechanza de los ladrones. Quién entra por su puerta es bien recibido y añadido a su rebaño. Porque los que no entran por ella traen malas intenciones y vienen a robar y matar. Son ladrones y salteadores.

Yo soy la puerta; si uno entra por mí, estará a salvo; entrará y saldrá y encontrará pasto. El ladrón no viene más que a robar, matar y destruir. Yo he venido para que tengan vida y la tengan en abundancia».

miércoles, 7 de mayo de 2014

AUDIENCIA DEL PAPA FRANCISCO




Queridos hermanos y hermanas:
Hoy consideramos el don de Consejo. Éste es el don con el que el Espíritu Santo nos ayuda a tomar decisiones en nuestra vida concreta, siguiendo la lógica de Jesús y su Evangelio. Ilumina nuestro corazón y nos hace más sensibles a la voz del Espíritu, para que en nuestros pensamientos, sentimientos e intenciones no nos dejemos llevar del egoísmo o de nuestro modo de ver las cosas, sino de lo que Dios quiere. Leer más...

lunes, 5 de mayo de 2014

FELIZ PASCUA




Señor Jesús,
que para nacer a la fe
me has abierto a la escucha
de tu palabra de vida,
y para ayudarla a crecer
me llamas constantemente
a la conversión que me abre a ti
y me descubre lo mejor de mí.
Al mirarte en la cruz, 
y al experimentar el gozo
de tu resurrección,
que me abre a la esperanza,
te pido que me fortalezcas
 con tu Espíritu,
para vivir la fe
que me has regalado,
comprometiendo mi vida
en tu seguimiento,
y pueda ser,
en los ambientes en que me muevo,
testigo valiente
de tu paz y de tu amor.
Amén.

domingo, 4 de mayo de 2014

DE DOMINGO A DOMINGO

(Lc 24,13-35)


Nuestra experiencia ha pasado por esa misma vivencia. En muchos momentos nos sentimos así, en retirada y sin esperanza. Incluso buscamos justificaciones que nos convenza de nuestras razones. Volvemos a la rutina de cada día, a nuestra aldea, a nuestro ambiente, a nuestro camino... Todo se ha desvanecido como si se tratara de espejismo y regresamos al lugar de partida.

Renace en nosotros el hombre viejo, el hombre desesperanzado, el hombre cautivo y sometido al poder, al más fuerte, sino también el hombre esclavo de sus propias pasiones, hábitos, miedos y apetencias. No hay esperanzas y todo queda como antes. Un sueño que ha dado esperanzas pero que termina en desesperanza.

Necesitamos luz, luz que nos ilumine y nos haga experimentar esperanza. Esperanza de Resurrección. No, nada ha terminado ni ha quedado en un sueño. Jesús ha Resucitado y está entre nosotros. Todo se cumple en Él par Gloria del Padre y para esperanza de los que creen en Él. Estamos llamados a nacer de nuevo y a transformarnos en hombres nuevos, nacidos a la Gracia del Resucitado y en Él esperanzado en Resucitar.

Experimentamos su Palabra y arde nuestro corazón que nos impulsa a volver, a volver a nacer del Agua y del Espíritu y a proclamar que Jesús Vive y camina con y entre nosotros. Amén.

jueves, 1 de mayo de 2014

AUDIENCIA GENERAL DEL PAPA FRANCISCO



Queridos hermanos y hermanas:
En esta catequesis hablo del don de entendimiento. No se trata de una cualidad intelectual natural, sino de una gracia que el Espíritu Santo infunde en nosotros y que nos hace capaces de escrutar el pensamiento de Dios y su plan de salvación. San Pablo dice que, por medio del Espíritu Santo, Dios nos revela lo que ha preparado para los que le aman. Leer más...