ÚLTIMAS ENTRADAS

ÚLTIMAS ENTRADAS

miércoles, 28 de enero de 2015

AUDIENCIA DEL PAPA FRANCISCO



Queridos hermanos y hermanas:

En nuestra reflexión sobre la familia, hoy nos centramos sobre la palabra padre. Padre es una palabra universal, conocida por todos, que indica una relación fundamental cuya realidad es tan antigua como la historia del hombre. Es la palabra con la que Jesús nos ha enseñado a llamar a Dios, dándole un nuevo y profundo sentido, revelándonos, así, el misterio de la intimidad de Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo, que es el centro de nuestra fe cristiana. Leer más...


domingo, 25 de enero de 2015

ESTÁ CERCA EL REINO DE DIOS

(Mc 1,14-20)

Hay señales que nos indican el momento y la hora de empezar la obra. El encarcelamiento de Juan el Bautista fue la señal de que Jesús empezará su vida publica. La misión de Juan había terminado, y ahora empieza la de Jesús.

«El tiempo se ha cumplido y el Reino de Dios está cerca; convertíos y creed en la Buena Nueva». Jesús está entre nosotros, y en Él está el Reino de Dios. Por lo tanto, más cerca imposible. Y hoy lo tenemos en cada Eucaristía, bajo la especies de pan y vino,  y a cada instante en su presencia espiritual en nuestro corazón.

Lo primero que hace Jesús es elegir a sus más íntimos colaboradores. Elige a Simón y Andrés; a Santiago y a Juan. Y ellos le siguen. Posiblemente, porque le esperaban. Posiblemente, porque ansiaban la llegada del Mesías y tras las indicaciones de Juan el Bautista estaban dispuestos a la llamada. Pero, ¿nos ocurre a nosotros lo mismo? ¿O nosotros no esperamos a nadie?

Es posible que tengamos que sufrir algún percance o problema para levantar la mirada y experimentar deseos o esperanza de encontrar al salvador que nos libere de esa situación. Pero, también es posible que no llega esa oportunidad y llegue algo tarde.

Pidamos al Señor que nos dispongamos a estar expectante y dispuestos a buscarle y permanecer en Él, porque sólo Él es nuestra esperanza y salvación. Amén.

miércoles, 21 de enero de 2015

AUDIENCIA DEL PAPA FRANCISCO


VIAJE APOSTÓLICO A SRI LANKA Y FILIPINAS




Queridos hermanos y hermanas:

Hoy me gustaría hablarles de mi reciente viaje apostólico a Sri Lanka y Filipinas, donde he podido encontrarme con las comunidades católicas para confirmarlas en la fe y en la misión, para animarlas a buscar cada vez más el bien común de  la sociedad y para favorecer el diálogo interreligioso en el servicio de la paz.
En Sri Lanka, he canonizado al gran evangelizador San José Vaz, modelo para los cristianos de hoy, llamados a presentar cada día la verdad salvífica del Evangelio en un contexto multirreligioso. En las diversas reuniones con las autoridades civiles y los líderes religiosos, he tenido ocasión de subrayar la importancia del... Leer más

domingo, 18 de enero de 2015

CUANDO ESPERAS ESTÁS EXPECTANTE Y BUSCAS

(Jn 1,35-42)

El hecho de buscar descubre una actitud expectante y dispuesta a adentrarse en el conocimiento de aquello que se busca. Fuera de duda está que los discípulos, primero de Juan el Bautista, estaban ansiosos y en actitud de búsqueda. Esperaban al Mesías. Esa actitud nos mueve a nosotros a preguntarnos: ¿También nosotros esperamos y buscamos al Mesías? ¿O hemos la hemos depuesto?

A la primera insinuación de Juan el Bautista, Andrés y Juan salieron tras Jesús expectantes y decididos. Esperaban ese momento y se estaba produciendo ahora. Jesús se volvió, y al ver que le seguían les dice: «¿Qué buscáis?». Ellos le respondieron: «Rabbí —que quiere decir “Maestro”— ¿dónde vives?». Les respondió: «Venid y lo veréis». 

Esa respuesta de "Rabí" descubre la aceptación de Jesús como Maestro, como Alguien superior, con autoridad, como lo que esperaban: Un Mesías salvador. Y Jesús les invita a que le conozca mejor y se pasan parte del día con Él. No se narra cómo fueron esos momentos, pero podemos imaginarnos el gozo, la alegría y el entusiasmo de Juan y Andrés. Y es que cuando se conoce a Jesús no puede ser de otra forma.

Tal era el entusiasmo y la alegría de Andrés que encontrando a su hermano Simón le transmite el hallazgo del Mesías al que esperaban. No dice el posible Mesías, sino hemos encontrado al Mesías. Lo da por hecho. Y lleva a su hermano Simón a la presencia de Jesús. Y es en ese preciso momento cuando Jesús elige a Simón, cambiándole de nombre, Cefas o Pedro (Piedra) para regir su Iglesia.

Dos actitudes que nos pueden ayudar a reflexionar. La actitud de Andrés de presentar a Jesús y la de Simón, Pedro, su hermano de dejarse llevar e ir a averiguarlo por sí mismo. ¿Hablamos nosotros de Jesús en nuestros círculos o ambientes? ¿Nos dejamos llevar en escucha atenta por las Palabras y autoridad con que Jesús nos habla?

miércoles, 14 de enero de 2015

Actividades del Santo Padre Francisco




Sri Lanka - Filipinas: Oración mariana

Queridos hermanos y hermanas

Estamos en la casa de nuestra Madre. Aquí ella nos da la bienvenida. En este santuario de Nuestra Señora de Madhu, todo peregrino se puede sentir en su casa, porque aquí María nos lleva a la presencia de su Hijo Jesús. Aquí vienen los habitantes de Sri Lanka, tamiles y cingaleses por igual, como miembros de una sola familia. Encomiendan a María sus alegrías y tristezas, sus esperanzas y necesidades. Aquí, en su casa, se sienten seguros. Saben que Dios está muy cerca; sienten su amor; conocen su ternura y misericordia, la tierna misericordia de Dios.
Se encuentran hoy aquí familias que han sufrido mucho en el largo conflicto que rasgó el corazón de Sri Lanka. Muchas personas, tanto del norte como del sur, fueron asesinadas en la terrible violencia y derramamiento de sangre de aquellos años. Los habitantes de Sri... Leer más

domingo, 11 de enero de 2015

JESÚS SE NOS REVELA EN EL JORDÁN

(Mc 1,7-11)


Me parece muy contradictorio que hayan personas que crean en la teoría del Big Bang, indemostrable y supuestos muchos eslabones, y no en el acontecimiento del Jordán, que recoge la historia narrada por unos testigos presenciales y que se produce en una etapa histórica y demostrable de la vida de un Personaje extraordinario y singular.

Jesús de Nazaret, nacido en Belén y anunciado a los pastores; escapado, por ser puesto en aviso a sus padres, de la matanza ordenada por Herodes; profetizado por Simeón en la presentación en el templo; perdido y hallado, asombrando a los sacerdotes, en el templo, hasta el acontecimiento de su Bautismo en el Jordán, son testimonios históricos que hablan de un Jesús Divino que irrumpe en el mundo, encarnado de Naturaleza Humana, para proclamar la salvación que su Padre Dios quiere, por Amor, para todos los hombres.

Resulta más inverosímil creer en el Big Bang u otras teorías que en la Divinidad del Hijo de Dios. Y es que Jesús, el Hijo de Dios Vivo, viene a enseñarnos y a descubrirnos el Amor del Padre. Un Padre Dios que nos ama y nos salva en su Hijo por amor. Nos salva dando su Vida y redimiendo con ella la nuestra.

Pero, si nos miramos interiormente, experimentamos que lo que buscamos es lo que Jesús nos propone: la felicidad eterna. Sólo que, empleamos mal nuestra libertad y nos dejamos llevar por nuestra soberbia. Soberbia que nos ciega y nos confunde, creyendo más en lo absurdo, como es el Big Bang u otras teorías que en la realidad palpable de Jesús.

Hoy, señalándonos el camino, y dándonos una prueba más de su Divinidad, se hace bautizar, por Juan, en el Jordán. Momento que el Padre y el Espíritu Santo le anuncian como el Hijo predilecto. Amén.

miércoles, 7 de enero de 2015

AUDIENCIA DEL PAPA FRANCISCO



Queridos hermanos y hermanas:

En esta catequesis continuamos con el tema de la familia, meditando la figura de la madre. Todos debemos la vida y tantas otras cosas a nuestras madres, pero no siempre éstas son escuchadas ni ayudadas en la vida cotidiana, al contrario, a menudo son explotadas a causa de su disponibilidad. Ni siquiera la comunidad cristiana las valora convenientemente, a pesar del eximio ejemplo de la Madre de Jesús. Leer más...

lunes, 5 de enero de 2015

El Papa advierte que "la ley, privada de la gracia, se vuelve un yugo insoportable"



Comienza un nuevo año y el clima de alegría y esperanza se respiraba la mañana de este 1 de enero en Roma. Miles de personas acudieron a la plaza de San Pedro y sus inmediaciones para rezar con el Santo Padre la oración a la Madre de Dios, como Francisco la definió “humilde mujer de Nazaret, quien dio a Jesús su amor y su carne humana. “Nuestra oración es la raíz de la paz, nuestra oración hace germinar la paz”, insistió el Pontífice, junto con invitar a resistir las leyes contrarias a la gracia de Dios que imponen esclavitudes…Leer más

domingo, 4 de enero de 2015

A TODOS LOS QUE LO RECIBEN LES DA PODER PARA HACERSE HIJOS DE DIOS

(Jn 1,1-18)

Es muy importante ser hijo, porque los hijos heredan la herencia del Padre. Es este caso concreto, ser hijo de Dios significa heredar la Vida Eterna y la Gloria del Padre. Es la máxima aspiración del hombre, acepte, acoja, reciba o no al Señor que se hace Hombre y acampa entre nosotros. Esa es la Navidad eterna de cada día: recibir al Niño Dios en mi corazón.

Porque la Palabra de Dios convierte mi corazón y me hace coheredero, con su Hijo, de su Gloria. Ahí reside lo importante y valioso del Bautismo, porque por y en él recibimos la Bendición Trinitaria que nos da la categoría de ser y llamarnos verdaderos hijos de Dios y coherederos con su Hijo, de su Gloria.

Y la Gloria del Padre es la felicidad plena y gozosa y para Siempre. Y eso es lo que buscas tú y busco yo. El gozo del amor que te invade de paz, de sosiego, de serenidad, de gozo y felicidad que no pasa; que no se acaba como este año que ya pasó. El Amor de nuestro Padre Dios es eterno, permanece y siempre está llenándonos de gozo y felicidad.

Abre tu corazón, medita y reflexiona la Palabra bajada de lo alto y experimentarás que todo lo que buscas en esta vida está contenido en Ella. Porque la Vida y la felicidad está en la Palabra de Dios anunciada por el Hijo hecho Hombre.